Como presidente del Villarreal CF y valenciano es un honor poder hacer un repaso a los últimos 40 años de nuestro club. Estoy muy orgulloso del crecimiento porque hemos pasado de jugar en el fútbol regional a estar en la élite, tanto en España como en Europa.

Llegué a la presidencia del club el 15 de mayo de 1997 y desde entonces hemos vivido emociones fuertes, acumulando alegrías y superando desilusiones. Eso sí, el crecimiento del club ha sido notorio.

En estos últimos 20 años, hemos vivido tres ascensos a la máxima categoría del fútbol español. Con el paso de los años, tanto el equipo como el club han ido creciendo a pasos agigantados. Actualmente, el club cuenta con dos Ciudades Deportivas y el espectacular y remodelado Estadio de la Cerámica, que en el futuro seguirá modernizándose para disfrute de los aficionados. Además, hace tan solo unos días hemos estrenado una espectacular residencia para los jugadores del primer equipo. Seguimos creciendo.

Hemos crecido a nivel mundial, ya no solo por el rendimiento como equipo sino como marca. Siempre digo que el mejor título para el Villarreal CF es seguir una temporada más en Primera División, pero no hay que olvidar que hemos cosechado otro tipo de éxitos. Por ejemplo, las semifinales de la UEFA Champions League en la 2005/2006 o el subcampeonato de Liga en la temporada 2007/2008.

Contando la presente, el Villarreal CF acumula 19 temporadas en Primera División, de las cuales 15 el Submarino ha jugado competición europea contando la Copa Intertoto. Lo mejor aún está por llegar.