El próximo 6 de diciembre, se cumple una efeméride que marca la historia moderna de España y, por ende, de la Guardia Civil, 40 años de la Constitución y de democracia. La Guardia Civil, manteniendo su esencia fundacional, ha sabido adaptarse a los cambios políticos y legislativos y a los vertiginosos avances tecnológicos de los últimos 40 años. El Cuerpo ha modificado su despliegue territorial, adaptándose a las necesidades de población y delincuenciales de cada época, creando desde los Puestos Principales, para hacer frente a demarcaciones mucho más pobladas (49 en la Comunitat Valenciana), a los Equipos Roca para contrarrestar los robos en el campo, que últimamente habían ido en aumento y que tan buen resultado han tenido (13 en nuestra comunidad), sin olvidar la creación en estos años de nuevas y necesarias especialidades en nuestra tierra, como el Servicio Marítimo (1996), el GEAS (1997), el GRS nº 3 de Valencia con su unidad NRBQ (1988) y el Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (EREIM) de Ontinyent (2001). Además, estamos orgullosos de contar con el Laboratorio de Criminalística de la Zona, que con su departamento de nuevas tecnologías es un referente nacional.

La Guardia Civil ha sabido adaptarse a los cambios y a los vertiginosos avances

También quisiera resaltar las bondades de nuestras unidades de investigación, que han desarrollado capacidades para luchar contra la ciberdelincuencia y han sabido integrarse dentro de los organismos de coordinación policial nacionales e internacionales (Interpol y Europol) para desarrollar operaciones conjuntas de gran envergadura con otros cuerpos policiales españoles y extranjeros.

Por último, para darnos más visibilidad y en pro del derecho a la información de los ciudadanos, nacieron las OPC, herramientas de comunicación que nos han hecho aún más transparentes y democráticos.