El año 1978 es sinónimo de grandes cambios. Con la llegada de la Constitución nuestra sociedad dio un paso decisivo en la conquista de derechos y libertades. Y de aquel espíritu renovador de la Transición se contagió el mundo de la prensa, que asumió sin complejos su papel decisivo en el nuevo escenario. En este contexto de esperanza y transformación nació el grupo Prensa Ibérica. En nuestro territorio, este paso de la vieja a la nueva prensa se concretaría con la adquisición por parte de la familia Moll de la cabecera Levante-EMV.

Hoy, 40 años después, Levante-EMV, junto al resto de medios del grupo en Valencia –Superdeporte, Levante TV y la 97.7 Radio Levante- se han convertido en un referente de la prensa valenciana y son un ejemplo de compromiso y rigor con la información de proximidad, la que afecta e interesa a nuestras vecinas y vecinos.

Levante-EMV ha sido testigo y narrador irrepetible del devenir de la sociedad valenciana en los últimos tiempos, como muestran estas páginas que tienes en tus manos o la pantalla de tu tablet, si es que estás leyendo este suplemento en su edición digital. Nuestra ciudad ha sido además testigo de excepción. Torrent, como capital de l’Horta Sud, acogió a inicios de siglo la delegación comarcal de l’Horta, permitiendo ofrecer a miles de ciudadanos información cercana y comprometida con su realidad y sus valores. Cuatro décadas al servicio de la ciudadanía deben ser motivo de orgullo, felicitación y agradecimiento al trabajo de sus profesionales y a su compromiso con el periodismo de calidad, libre, plural e independiente. Enhorabuena.